XI Congreso Nacional y II Internacional
de la Asociación de Estudios Japoneses en España

Imagen Fondo AEJE

MESAS REDONDAS

Relaciones institucionales en torno al flamenco.

Mª Ángeles Carrasco Hidalgo. Directora Instituto Andaluz del Flamenco.

Nadie se podrá asombrar si se afirma que el emblema de la cultura andaluza es el flamenco, y que este nos identifica como andaluces dentro y fuera de nuestra tierra. Y algo tiene el flamenco cuando alguien como Shoji Kojima afirma que “la fuerza interior del flamenco atrae a todo el mundo, llega a todos. Es como el espíritu, no tiene fronteras”.

El Instituto Andaluz del Flamenco, organismo perteneciente a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, tiene por objetivos la difusión, promoción, fomento y conservación de nuestro arte más universal. Entre sus líneas de actuación figura la internacionalización de esta manifestación cultural, promoviendo una presencia que consolide su prestigio y que amplíe públicos y escenarios.

En 2013 este objetivo se materializó con la colaboración en 25 iniciativas y programas realizados en 20 países. Fueron en total 90 las actuaciones organizadas en Alemania, Francia, Países Bajos, Reino Unido, Luxemburgo, Portugal, Polonia, Rusia, Irlanda, Marruecos, México, Argentina, Qatar, los Países del Este, Dinamarca, Brasil o Bélgica, entre otros. Y, por supuesto, en Japón.

Los datos hablan por sí mismos, y exponen igualmente la oportunidad (tanto artística como económica) que supone la expansión y difusión del flamenco en este país, no solo por su potencial de público afición, sino también porque este es joven, lo que conlleva una garantía de futuro. Todo ello se extrae de un hecho: se calcula que hay al menos 100.000 aficionados repartidos entre las academias de danza existentes en el país nipón, cuyo número aumenta año tras año; así, si hace tres años se cifraban en 500, otra fuentes la sitúan en la actualidad en 650. La juventud de sus alumnos -el 95% son mujeres de entre 25 y 35 años- nos brinda un horizonte muy interesante para la expansión presente y, sobre todo, futura, de este arte.

La importancia del flamenco en Japón, de Japón para el flamenco es valorada por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, que no dudó en llevar la campaña Flamenco Soy al Festival de Verano de Tokio. El objetivo de esta campaña fue felizmente logrado: el flamenco fue incluido por la UNESCO en la Lista Representativa del patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.